14 abr. 2016

Reseña Un jardín al Norte


Título: Un jardín al Norte

Autor: Boris Izaguirre
Editorial: Planeta
Nº páginas: 369
Sinopsis: Inglaterra (condado de Kent), albores del siglo XX, los padres de la pequeña Rosalinda se separan y ella es enviada a un internado, Saint Mary Rose. Desde ese momento solo verá a su madre en los pocos días de vacaciones. Su padre se ha instalado en la India, oficialmente como agregado comercial, aunque en realidad ejerce como espía.Cuando, en la adolescencia, Rosalinda se reencuentra con su progenitor, se enamora del halo de exotismo que este desprende y le acompaña de vuelta al país asiático, donde se iniciará en el espionaje de la mano del superior de su padre, Mr. Higgs. En la India contraerá matrimonio con un hombre mayor que ella, Mr. Peter Fox, que la deslumbra pero que la abandona al poco cuando su salud flaquea.De vuelta al Viejo Continente, es enviada a Alemania para recabar información sobre el nacionalsocialismo de Hitler. Allí, un hombre, también bastante mayor que ella, y en este caso español, Juan Luis Beigbeder,la vuelve a enamorar por su inteligencia, cultura y modales. Siempre en la encrucijada entre el amor y la obligación hacia su país, Rosalinda se traslada a Tánger, centro internacional de intrigas políticas y económicas de la época, donde el espionaje y la pasión hacia Juan Luis Beigbeder lucharán por ser lo más importante en su vida en los confusos y dramáticos días de la guerra civil española y en los anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Imagen de vintage, adriana ugarte, and el tiempo entre costurasLa verdad es que como muchos, o eso supongo, conocí a este personaje tan fuerte y característico que es Rosalinda Fox de la mano de la maravillosa puma de María Dueñas en su novela El tiempo entre costuras. Es este tipo de personajes, fuertes, independientes y que consiguen superar las adversidades que la vida te pone a los pies, los que siempre me han llamado la atención y de los que me llevo siempre un pedacito a mi corazón y, para qué negarlo, a mi pequeño "hall of fame" de personalidades inspiradoras para el día a día.

Sin embargo, aunque la temática del libro prometía enamorarme  descubrirme algunos recovecos del alma de esta pelirroja indomable, me echaban para atrás las ideas preconcebidas que tenía del autor. Es curioso como muchas veces, al conocer a un autor en facetas menos serias y ortodoxas puede hacer que te plantees si realmente su literatura será seria o será un chiste más, y esto es exactamente lo que me pasaba con Boris Izaguirre. Se me hacía difícil pensar en él escribiendo una novela seria, con un personaje tan característico y maduro y una trama que dejaba poco espacio para las bromas y las frivolidades.

Por eso, como no iba con unas expectativas muy altas, esta novela me ha sorprendido gratamente y me ha descubierto a un autor muy al que hay que tomar muy en serio aunque todos le conozcan por su faceta cómica y quizá, extravagante.

Esta novela, nos cuentas las andanzas de una niña que desde pequeña se ve envuelta en tramas de mujer, una niña que vive su infancia en tiempos convulsos y a la que le toca ver y escuchar cosas que marcarán su carácter para siempre. La primera persona en la que está narrada esta historia, hace que tenga un carácter mucho más intimista y personal, nos permite conocer a Rosalind Fox de manera completa con cada uno de sus miedo y flaquezas que se ocultan detrás de esa muralla de espionaje y melenas rojizas.

Pese a ser una novela de tintes históricos, el autor ha conseguido que sea una novela dinámica, fácil de leer y que atrapa al lector. Quizá en parte sea por la trama de espionaje que hay detrás de la historia, o quizá sea la simpatía que se coge a la protagonista nada más comenzar a leer la historia, pero lo que tengo bien claro es que es una novela que recorre la India convulsa y la Europa en guerra sin aburrirnos con datos y cifras, sino que lo hace a través de las historias de la gente de a pie, las historias que consiguen llamar la atención del lector.

Imagen de morocco, mosque, and islamEl estilo con el que escribe Boris Izaguirre es muy cuidado, lírico incluso y tiene muchas notas de color; las recreaciones que hace el autor de los paisajes de Tánger o de la Ïndia transportan al lector al lugar de los hechos y le hacen incluso oler las especias en el aire.

Quizá lo que más me ha gustado de la historia, es el trabajo que ha hecho Boris con lo personajes. Los ha dotado de muchísimo realismo y ha conseguido recrear muy bien las relaciones familiares. Esa admiración que despiertan en nosotros nuestros padres o personas que conocemos de niños, que nos parecen grandes héroes pero que, a medida que pasan los años, parece que nos quitan el velo de los ojos y allí donde antes sólo veíamos perfecciones ahora somos capaces de vislumbrar las flaquezas y los errores, dejamos de ver a los héroes para ver a las personas. Pero de nuevo, con el paso de los años y al ganar esa experiencia que te da la vida, esas personas pueden volver a ser de nuevo nuestros héroes, porque la heroicidad no consiste en la ausencia de flaquezas, sino en vivir con ellas y poder superarlas.


Un jardín a Norte es una novela de espías, de guerra y tiempos convulsos en las que la belleza y el amor prohibido encuentran su lugar para descubrirnos un poco más de ese gran personaje de la época, Rosalinda Fox. Una mujer indómita, echa a sí misma y adelantada a su tiempo.

1 comentario:

  1. Hola^^
    No lo conocía pero sin dudas me ha llamado la atención y más viendo todo lo que te ha gustado, además, creo que puede llegar a ser una lectura que disfrute mucho así que queda más que apuntado y no descarto animarme a leerlo pronto.
    un besote!

    ResponderEliminar