20 mar. 2016

Reseña Graceling

Título: Graceling
Autor: Kristin Cashore
Editorial: Roca Editorial
Nº páginas: 394
Sinopsis: Hay gente en estas tierras que tiene poderes extraordinarios a los que llamamos gracias. Una gracia puede tener un valor infinito o puede ser totalmente inútil. Una gracia puede hacer que alguien sea veloz como el viento, o que sea capaz de predecir el tiempo, mientras que otras sólo harán que hables al revés sin pensar o te subas a los árboles. Mi nombre es Katsa. Soy un instrumento que mi Rey utiliza para castigar a sus enemigos. Mi gracia es matar. 

Los gracelings son personas con uno de sus ojos de color distinto al que nacieron, los gracelings son personas con habilidades especiales, unas más útiles que otras. Pero los gracelings también pueden ser mortales. Katsa ha nacido con la gracia de la lucha, algo que puede chocar en una mujer, pero esto no hace sino que sea más feroz y mortal a los ojos de sus contrincantes. Su tío, el rey de Meridia, sabe aprovechar esto y por ello, Katsa es prácticamente su sicario personal, la persona a la que envía para atemorizar o advertir a los nobles y recordarles que él es quien tiene el poder. Pero lo que el rey de Meridia no sabe es que hay muchas cosas de Katsa que él no conoce.

La verdad es que había escuchado muy buenas críticas de este libro y, cuando leí la sinopsis y comencé a leerlo, me atrajo por su protagonista, Katsa. Parecía que sería un personaje completamente fuerte y lleno de corazas, un personaje que daría mucho juego y, he de seros sincera, un personaje que me recordaba demasiado a mi adorada asesina Celaena Sardothien de la novela Trono de cristal.

Ante nosotros tenemos una novela juvenil, de fantasía épica; una novela llena de acción que se lee rápido y que está bastante entretenida. No obstante, a mi punto de vista, no es una novela maravillosa y tampoco me ha gustado tanto como esperaba tanto por la trama como por algunos de los personajes.

La trama como ya os he comentado, es entretenida y fácil de leer; no obstante, en ocasiones sentía que era bastante previsible e incluso, que recaía en algún que otro cliché sobre todo en el tema romántico. Otras veces sin embargo, la autora se entretiene o le da importancia a pasajes que en mi opinión no son tan importantes para el desarrollo de la trama y, así sólo conseguía que la lectura fuera más lenta y pesada.

Los personajes me han parecido un quiero y no puedo. Katsa es a primera vista un personaje muy fuerte y, prácticamente, una encarnación del feminismo hecha personaje literario. Me encantó la forma que tiene de revelarse contra su tío, una rebelión silenciosa usando su poder para el bien en vez de para la destrucción. También me gustó que se rebelara ante la idea de un matrimonio fijado por alguien que no fuera ella, un matrimonio político en lugar de un matrimonio en el que primaran los sentimientos, ella quiere sentirse libre y no estar atada por los lazos del matrimonio pero... no obstante, cuando aparece alguien con sonrisa arrogante y cautivadora, cae rendida a sus pies casi sin saberlo y cayendo en algunos de los tópicos que antes se habían criticado. 

Po, sin embargo es arrogante, el típico chico guapo que es guapo y además lo sabe. Esta arrogancia resulta atractiva en él y no te hace odiarle porque su personalidad es cálida y agradable. Es el último de los príncipes de su tierra y carece de la codicia de todos sus hermanos, sólo desea conocer mundo y vivir su vida apartada en su pequeño caserón, alejado de todas las banalidades de la corte.

Quizá lo que más me ha decepcionado del libro ha sido ver lo rápido  que se resolvía el misterio que envuelve a la trama principal. La verdad es que pensé que este misterio sería el que nos acompañaría a lo largo de la saga y que, en todo caso, cuando se tuercen las cosas en el libro (no os quiero hacer spoilers) supuse que la autora nos dejaría con las ganas de ver qué pasaba y que esto sería el eje principal de la siguiente novela. 

Personalmente todo queda tan cerrado que no sé qué dirección tomará la saga en sus siguientes entregas así que no creo que continúe leyendo la saga. 

En conclusión, Graceling es una historia entretenida, para pasar  el rato. No conviene esperar mucho de esta novela y a mi, personalmente, me ha defraudado el que criticara clichés en los que luego caen uno u otro personaje.

2 comentarios:

  1. Hola^^
    Me gustó pues es una historia muy entretenida y bastante original pero me pareció que tenía un ritmo irregular, le sobraban partes y el final me supo a poco.
    un besote!

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustó bastante, sin embargo también me disgustó un poco que el misterio principal se resolviera en el primer libro.

    Saludos!

    ResponderEliminar