2 dic. 2014

Reseña: Los días que nos separan

FICHA TÉCNICA

Título: Los días que nos separan
Autor: Laia Soler
Editorial: Plataforma neo
Nº páginas: 416
ISBN: 9788415750239

Sinopsis

Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En los sueños, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella…. Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor. Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.

Opinión personal

La verdad es que resulta algo difícil hacer una reseña de un libro que te ha encantado y que te ha gustado tanto que te ha dejado atónita, sin palabras para describirlo, sólo sabes que te ha gustado, que te ha robado un pedazo de tu corazón literario con sus personajes, sus diálogos y sus ambientaciones y eso, es exactamente lo que ha conseguido Laia Soler conmigo con esta novela que, en mi opinión roza la perfección.

Siento que tengo un trillón de cosas que contaros sobre este libro, tantas que se agolpan en mis labios o, mejor dicho, en las puntas de mis dedos o en las teclas, deseosas de salir todas y generan tal atasco que prácticamente no sé ni por dónde empezar y es que, Los días que nos separan es uno de esos libros que no sólo te roban el corazón sino que te roban el tiempo y te dejan atrapada en él, sin avanzar, como Peter Pan que no quiere crecer, tú no quieres seguir leyendo este libro para nunca terminarlo, para no tener que despedirte de sus personajes.

Laia Soler nos propone con este libro dos historias que se solapan por el lugar en el que suceden, la mágica ciudad de Barcelona que mezcla el aire bohemio de este siglo con su modernismo que casa a la perfección con lo más antiguo y el aire romántico industrial de la Barcelona de principios del siglo pasado. Abril y y Leo son los protagonistas de este siglo y Víctor y Marina son los del siglo pasado y, francamente, no sé decidirme por cuál de los dos duetos me gusta más. He de confesar que en cuanto empecé a leer la ambientación de la historia de Víctor y Marina en esa Barcelona mágica y misteriosa no pude evitar pensar en lo que me recordaba esta parte de la historia a las historias de Carlos Ruiz Zafón como Marina, vale sí, la temática es completamente distinta pero los dos autores escriben con una sensibilidad y una delicadeza rodeada de ese halo de misterio, o mejor dicho, y magia que te envuelven desde el primer momento y eso no hizo más que aumentar mis ganas de saber más de la historia que tenía entre manos.

Volviendo a la temática del libro (que como siempre me voy por las ramas) Laia Soler nos presenta a Abril y Leo una pareja de jóvenes que por casualidad se conocen en una biblioteca cuando ambos se "pelean" por la misma historia, Peter Pan y desde ese momento, Abril siente una sensación extraña sobre él, como si ya le conociera. Esta sensación se ve aumentada cuando descubre que no puede dejar de soñar con Víctor y Marina, unos jóvenes de la Barcelona de inicios del siglo XX que proceden de clases sociales diferentes pero que, por avatares de la vida se ven unidos cuando Marina empieza a cuidar de los hermanos de Víctor. 

Los sueños no serían tan inquietantes si no fuera porque Víctor tiene la misma cara que aquel misterioso chico de la biblioteca y Marina, ya os lo podéis imaginar, tiene las mismas facciones que la propia Abril. Creo que francamente estas dos historias solapadas son las que confieren originalidad a la historia y son completamente un acierto en la trama que nos proponen.

Respecto al ritmo de lectura, he de decir que es una novela muy ágil, de estas que te enganchan tanto que puedes terminártela perfectamente en un día que, a diferencia de otras que se leen muy rápido, cuando terminas Los días que nos separan no te quedas con esa sensación de "¿ya está?", todo lo contrario, te quedas rememorando cada momento único de la historia, cada sonrisa de cada personaje y esos diálogos o reflexiones que te han robado el corazón.

En parte, esta fluidez de la novela se debe, al menos creo yo, a que te sientes Abril, sientes su inquietud sobre el chico de la biblioteca, sus ganas de saber más de él, de por qué se siente así respecto a él. Pero sobre todo, sientes su ansiedad creciente por saber más de Víctor y Marina ¿se odiarán?¿se amarán?¿serán grandes amigos? Es por eso que, al igual que Abril llega a a estar ansiosa por quedarse dormida y saber más detalles sobre la historia de estos dos jóvenes tú ansías llegar al siguiente capítulo y saber más sobre ellos.

Otro de los puntos fuertes de la historia, si no uno de los mejores, es sin duda la pluma de Laia Soler. Hacía mucho tiempo que no leía un libro tan delicado y tan bien acabado. Cada frase de la autora es una obra de arte en sí misma, en definitiva el libro es como una suave caricia de una pluma por tu piel y tan agradable como un rayo de sol que te calienta en los fríos días de invierno.

Por último quiero hablaros un poquito sobre los personajes del libro. Francamente me ha gustado completamente los cuatro personajes del libro, pero dentro de estos cuatro protagonistas, creo que Víctor y Marina son los claros protagonistas y que, Abril y Leo son los meros conductores que hacen fluir la historia de los dos anteriores. Este es el único punto algo más flojo del libro, llegamos a conocer perfectamente a Víctor y Marina, conocemos bastante bien a Abril pero, sin embargo, Leo queda algo desplazado y me he quedado con ganas de saber más de él.


 Los días que nos separan de Laia Soler es una novela preciosa, con una cuidada edición que se ajusta perfectamente a la estética de la historia y no hace sino embellecerla aún más y ayudarte a transportarte a esa Barcelona de principios de siglo tan mágica y que encierra secretos de amores prohibidos. Una novela de amor que no te dejará indiferente y cuyos personajes te robaran un hueco de tu corazón literario para quedarse siempre allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario